sábado, 31 de marzo de 2012

Nueva moneda por los de abajo, la Hora de Trabajo (HoTa)

La creación de dinero por parte de los amos del mundo les confiere el poder de expandir o restringir a voluntad la cantidad de dinero y estrangular la economía cada vez que les interesa. Por tanto, deberíamos crear nuestro propio dinero, para no depender de los traficantes de vidas y haciendas humanas.

Usar la hora de trabajo como unidad monetaria tiene varias ventajas:

1 – El precio de cualquier producto es fácilmente comparable con el esfuerzo que tiene que hacer el comprador para adquirirlo. Eso evita los precios absurdos y fantasiosos sobre bienes o servicios que carecen de cualquier valor real

2 – La hora de trabajo no puede tener ni devaluación ni inflación. Tampoco se puede imprimir de la nada. Cualquier anotación en cuenta de una hora tendrá el respaldo de un trabajo realizado anteriormente.

3 – Se puede crear a voluntad sin que ello genere inflación. La creación de este dinero es muy fácil: se hace trabajando una hora.

4 – El ahorro de horas trabajadas nunca pierde poder adquisitivo. Eso lo convierte en un perfecto ahorro para la tercera juventud. Éste será uno de los principales motivos para que la gente convierta los papelitos de colores en horas.

5 – Nadie podría robar a otra persona horas de su cuenta nominativa e ingresarlas en otra cuenta nominativa. Al no haber robos, el ahorro en policía, abogados, jueces y burocracia sería inmenso. Tampoco merecería la pena robar otros bienes, pues no se podrían vender y cobrar con medios de pago al portador.

VALOR Y CONVERTIBILIDAD DE LA HORA

Una hora de trabajo equivaldría siempre al valor de una hora de trabajo del salario mínimo interprofesional, incluyendo pagas extras, indemnización por despido y vacaciones.

Los profesionales que han tenido que hacer unos estudios o un aprendizaje, deberían repercutir este coste a lo largo de su vida laboral. Por ejemplo: alguien que ha estado 10 años estudiando una carrera y, además, ha gastado cinco años del sueldo de su padre pagando esos estudios, suma 15 años de gasto a amortizar: 15 años, repartidos entre 30 años de vida laboral, sale a 1.50 horas la hora. Esto sirve para que, cuando alguien te quiera cobrar 20 horas por hora, sepas que te está estafando vilmente.

Para empezar, se podrían comprar horas pagando el valor de una hora del sueldo mínimo interprofesional en euros, hasta que paulatinamente la gente se fuera habituando a la nueva moneda. La meta sería eliminar cualquier otra forma de dinero y que sólo circulara la hora de trabajo.

EL BANCO DE HORAS

Habría un banco de horas que llevaría el saldo de las anotaciones en la cuenta de cada individuo. Con cargo a esa cuenta se harían transferencias o cheques nominativos a otras cuentas.

Los responsables de la contabilidad del banco de horas no podrían tomar ninguna decisión sobre la emisión o restricción de la masa de dinero-horas en circulación. La cantidad de horas en circulación siempre sería igual a la cantidad de horas trabajadas y todavía no gastadas. El flujo en circulación sería siempre el ahorro de toda la población.

ARRIBA LOS DE ABAJO

Como las tormentas de ideas anteriores me han gustado mucho, espero mejoras, sugerencias y opiniones en los comentarios. Entre todos tenemos que dejar en herencia a los nietos un sistema para que los de abajo puedan emitir y manejar su propio dinero sin arriesgarse a ser expoliados por los de siempre.

Como le decía un cura a otro: si nosotros no vemos este proyecto realizado, al menos les servirá a nuestros hijos.

Este sencillo sistema tendría las siguientes ventajas:

  • Nadie podría eludir el pago de impuestos. Esto supondría que, al pagar todos, los que ahora pagan pagarían menos.
  • Nadie podría robar dinero, porque no existiría el cuerpo del delito. No se podría robar una cuenta de horas a través de un delito informático, porque las horas robadas tendrían que ir obligatoriamente a otra cuenta con nombre y apellidos, con lo cual, coger al ladrón sería cuestión de minutos.
  • No se podría comerciar con objetos robados, pues no se podrían explicar las partidas ingresadas procedentes de esos robos.
  • La mafia que ahora trafica con drogas, armas, prostitución, secuestros, chantajes, etc., tendría que cerrar el negocio.
  • Se terminarían para siempre los sobornos a funcionarios, políticos y personas con cargos públicos, al mismo tiempo que habría un saneamiento de la profesión de político, pues entrarían en los cargos personas honestas, sabiendo que nunca podrían robar.
  • Nadie podría ejercer ninguna profesión de una manera fraudulenta, ni trabajar cobrando en negro mientras sigue cobrando el subsidio del desempleo. Por lo tanto, el número de parados descendería vertiginosamente.
  • Se terminaría inmediatamente la economía sumergida, terminando con la competencia desleal y la explotación de personas por mafias de introducción de inmigrantes.
  • Los dictadores no podrían enriquecerse robando los recursos del país que dirigen e ingresando el importe en sus cuentas en Suiza. Tampoco podrían desviar fondos de ayuda humanitaria a sus cuentas personales.
  • Como el 90% de los delitos serían imposibles de cometer, el ahorro en justicia, abogados, cárceles, policía, etc., sería inimaginable.
  • La mayoría de las guerras no se llegarían a empezar, pues todas tienen detrás un trasfondo económico fraudulento.
  • Una hora de trabajo nunca se podría devaluar como el papel moneda de colorcitos. Una hora de trabajo ahorrada a los 20 años, seguiría conservando su mismo valor en la jubilación.
  • Tampoco habría inflación. Siempre que llamaras a un fontanero y estuviera una hora trabajando en tu casa, a lo largo de los años tendrías que pagarle lo mismo: tendrías que extenderle un talón por una hora de trabajo.

Fuente: Blog de Francisco Llinares

19 comentarios:

  1. Iré pasando por aqui a ver si se anima el asunto.

    Francisco Llinares

    ResponderEliminar
  2. Pero esto no lo veo viable ya que todas las personas no somos igual de productivas. Por ejemplo, para que me voy a esforzar si mis horas de trabajo valen igual, lo haga mal o lo haga bien.

    ResponderEliminar
  3. Creo que no has entendido bien el artículo. Es una duda que comenta mucha gente y en su día Francisco Llinares expuso en su blog. Copio la respuesta:

    Creo que al llamarle hora de trabajo a la moneda se ha prestado a confusión. Intentaré aclarar algunos detalles que yo mismo también quiero ir perfilando.

    1 - Lo de crear una nueva moneda que no pueda ser emitida por los de arriba se hace para evitar que la manejen. Ésta no la pueden manejar ni emitir, pues para que haya una anotación en cuenta, alguien tiene que haber prestado un trabajo, producto o servicio.

    2 - Aunque se llame "hora", se le pagará a cada uno según su productividad o sobre oferta o demanda de productos o servicios. Pero al usar una moneda que equivale a una hora de trabajo según el salario mínimo interprofesional, nunca podrá tener ni inflación ni devaluación. Conservará siempre el poder adquisitivo.

    3 - Si alguien produce mucho, el empresario le pagará dos horas por hora, y el vago, cobrará sólo una hora por hora igual que hace ahora, a menos que nadie le de empleo. A los vagos que nadie les da empleo, ahora siguen cobrando (ninguno se ha muerto de hambre) pero sus gastos los pagamos entre todos.

    4 - Nadie podrá cobrar menos de una hora por hora, exactamente igual que ahora.

    5 - Lo de pagar en múltiplos de una hora de trabajo del salario mínimo tiene sus ventajas: cuando un dentista te cobre 25 horas por hora, a simple vista verás que es un abuso. En cambio, ahora parece normal que se cobre eso.

    Precisamente este post es para ir sacando los defectos o problemas que pudieran surgir con la implantación de este tipo de moneda.

    Espero que siga el debate.

    ResponderEliminar
  4. Supongamos que el salario mínimo interprofesional (estableciendo un redondeo) es de 6€/hora

    Así tendríamos que una 1 HoTa = 6 € , (convertibilidad en el Estado Español)
    Todos los productos y servicios que existen se establecería la conversión a HoTa

    Por ejemplo:

    Un café = 1 € = 0,167 HoTa.
    Un refresco 1,5 € = 0,25 HoTa.
    Ir al dentista = 50 € = 8,33 HoTa.
    Un coche = 20.000 € = 3.333,33 Hota.
    Un piso = 180.000 € = 30.000 Hota.

    ResponderEliminar
  5. La probabilidad de que eso ocurra, es menor que la de que el mundo se acabe en Diciembre.. y mira que hay gente que lo cree!

    Alguien cree que todas estas propuestas pueden ser tomadas en serio? Haga el calculo del coste de realizar todos esos cambios en la sociedad suponiendo que tuviese algun sentido!

    Los de arriba y los de abajo son gente normal, solo que unos estan mas dotados que otros, ley de vida, cambia las reglas, cambialo todo, seguiras teniendo a los mismos arriba y a los mismos abajo, los pastorcillos siempre estaran arriba y las ovejas abajo, y por mucho que quieras poner a un rebaño de pastores rodeado de ovejas, bu funcionara! No te engañes la mayoria de la gente no sabe hacer nada mas de lo que le dice la tele... ver el partido y ahora cotillear en el facebook... es decir borregos!

    ResponderEliminar
  6. Es más sencillo suprimir el dinero fisico y la privacidad de todo el Estado,por dinero electronico através del DNI,solución propuesta por José Maria de Espona en su libro Totalitarismo Tecnologico.Bueno,Bonito y Barato.

    ResponderEliminar
  7. Un cambio como el que se propone no sólo es posible, es inevitable, es mera cuestión de conseguir concienciar, del mismo modo que se van superando lacras como el machismo o el racismo (pese a que quede mucho camino por hacer) es incluso más sencillo que una mayoría corte los privilegios de las élites que propicia este sistema viciado a conciencia para perpetuar las desigualdades.

    Puede que venga inserto en nuestro genoma el que tratemos de imponer los intereses particulares a los generales (de ahí lo de la ampliamente difundida cultura del trinque), pero también vienen insertos la diabetes, el cáncer, etc y no por ello desistimos en nuestro empeño por superarlos, mas bien al contrario. No somos perfectos ni mucho menos, pero es que tampoco estamos acabados.

    Este tipo de propuestas es especialmente interesante porque actualmente nos encontramos con que el perverso sistema hace que gente que necesita bienes y servicios no pueda acceder a ellos (por no disponer de dinero), al tiempo que tampoco pueda aportar su trabajo por no encontrar una empresa que los contrate, porque como no hay dinero no hay demanda claro está. Pues este sistema soluciona el problema que casi parece creado a conciencia: la falta de dinero.

    ResponderEliminar
  8. No hay ninguna necesidad de dinero, el gobierno puede producir absolutamente todo lo que necesitamos y algunas cosas que no requieren de una gran infraestructura las podemos producir en comunidades.

    El dienero es un invento absurdo, sólo sirve para esclavizar, corromper y ejercer control sobre los demás.

    ResponderEliminar
  9. Saludos a todos

    Se me hace muy interesante la propuesta, si pudiera ser viable, actualmente ocurre así en algunos poblados apartados de la civilización, todos trabajan para un fin común.

    Lo que me pone a pensar de este sistema, es que todo lo que ya sabemos que sucede, siempre lo hemos calificado como los de arriba friegan a los de abajo, pero se han puesto a pensar ¿Qué pasaría si hubiera abundancia para todos? pasarían 2 cosas a mi ver:

    1.- Habría un incremento de población. ¿Y qué pasaría con la sustentabilidad del planeta?
    2.- Los recursos de materia prima del planeta se agotarían más pronto, quizás duren 50 años, tal vez 100 o incluso 200 años ¿Y luego qué?

    Mientras no podamos viajar a otros planetas por recursos o se cree tecnología que cree materia prima del aire o de la tierra o del agua, tal vez es mejor que sigamos viviendo racionados.

    Claro que alguien objetará: si claro como tú eres de los que tienen y no de los que no tienen piensas así, ya te quiero ver si fueras de los que no tienen si pensaras igual. Bueno aquí entraría la cuestión de leyes universales de evolución y todas esas cosas, por las que algunos nacen en países con mucha riqueza y otros en países sin nada.

    Pero no deja de ser buena la idea y tal vez se podría encontrar algo intermedio.

    Gandhi: Tú debes ser el cambio que quieres ver en el mundo.
    KIECH MEXICO “Que la paz sea contigo”

    ResponderEliminar
  10. Hola Francisco!!
    Somos los traductores de algunas conferencias sobre la necesidad urgente de cambiar el sistema monetario proponiendo alternativas.
    Quizás te puedan interesar. Te dejamos los links de las 3 conferencias.
    Enhorabuena por tu valiosa aportación!

    http://www.youtube.com/watch?v=Qo3AwyJBKPg(parte 1)

    http://www.youtube.com/watch?v=pEJPQb3hK0I(parte 2.1.)

    http://www.youtube.com/watch?v=vvexORS1qn8(parte 2.2.)

    http://www.youtube.com/watch?v=nnwnbVqXV3c&feature=BFa&list=ULQo3AwyJBKPg&lf=mfu_in_order (parte 3.1.)

    http://www.youtube.com/watch?v=6Fojvf2Fnws&feature=BFa&list=ULQo3AwyJBKPg&lf=mfu_in_order (parte 3.2)

    Un saludo, los traductores

    ResponderEliminar
  11. ....olvidamos decir que en Japón tienen implantado un sistema de Banco de Horas complementario a la seguridad social. Su participación es voluntaria y hay apróximadamente 2 millones de personas afiliadas....
    Los traductores

    ResponderEliminar
  12. Muy interesante, pero hay algunas cosas que no termino de ver claras.

    Se comenta de un "Banco" que llevaría la cuenta de sus "Clientes" de Horas-Trabajadas y como se supone que cobraría este Banco ¿Detrayendo de las cuentas un % sobre las horas depositada en las cuentas?. Es decir, supongamos que he conseguido ahorrar, con mucho esfuerzo, 10.000 hoTa y al cabo de unos años voy a rescatar mi preciada cuenta y resulta que me encuentro con un saldo es de 8.551 horas. Si esto no es inflacción que alguien me lo explique.

    Otra. Al llenar el depósito de gasolina ¿Quién fija las horas/Litro? ¿El mercado (oferta/demanda)?. Donde esta el beneficio del cambio del nombre de la moneda.

    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Os mandamos nuestro último trabajo como traductores. Se trata de un Manifiesto Monetario internacional que incluye también monedas complementarias y otros sistemas de compensación del tipo cooperativo.
    Sería una lástima desaprovechar, según nuestro entender, energías e ideas que compaginan muy bien juntas, además, unidas pueden potenciarse.
    www.monetative.org
    http://www.monetative.de/?page_id=1727 (directo a la versión en castellano)
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. He leido vuestro manifiesto y no tenemos ningún incoveniente en colaborar y compaginar proyectos, ideas, etc.
    Puedes ponerte en contacto con nosotros en corecapital@hotmail.com para potenciar juntos objetivos comunues.

    ResponderEliminar
  15. Nuestra dirección es: mfreund1803@hotmail.com
    Hasta pronto!

    Estamos publicando algo más de información sobre el Manifiesto Monetario internacional, si os interesa os podéis dirigir también a: http://www.monetative.de/wp-content/uploads/creating-new-money-original-version-2000.pdf Este libro se publicó por primera vez en inglés y, de momento, solo existe una traducción al alemán.
    Como esta iniciativa es internacional, os proponemos también las páginas web: www.neweconomics.org (GB)
    www.monetary.org (USA)
    De momento, no hay nada publicado en castellano, execpto el Manifiesto.

    ResponderEliminar
  16. buenas noches¡ y muchas gracias por el blog, hace pensar¡

    Mis dudas:

    1.- ¿cómo se instrumenta la inversión? ¿ o la compra a crédito?

    por ejemplo una empresa que quiere invertir en un proyecto que considere rentable y no tiene las hotas necesarias o famílias que deseen consumir - coches, pisos, estudios,.. - entiendo que es necesaria la creación de un "banco"/"mercado" que sirva para focalizar el ahorro de las familias/empresas/instituciones a la inversión/consumo, ya que almenos lo primero si tiene éxito crea riqueza.

    Si es así, creo que estamos introduciendo el valor temporal de las hotas, me explico:

    ¿ vale lo mismo una hota hoy que una hota dentro de 10,20 ó 30 años? Creo que no, ese proyecto hoy puede tener un sentido económico como por ejemplo cubrir una necesidad en el mercado de hoy que dentro de 30 años tal vez no exista, o almenos no cree el mismo valor...

    Si aceptamos el valor temporal creo es necesario fijar un "interés"/"tasa de intercanvio de hotas en el tiempo" ya que de otra manera ¿ que incentivo hay a ahorrar o a prestar asumiendo un riesgo - será capaz la empresa/família de producir las hotas necesarias para pagar el crédito-?

    si introducimos esa tasa de intercambio temporal de hotas, ¿ estamos de facto introduciendo inflación? el ahorrador tendrá a medida que pase el tiempo más hotas disponibles para su consumo generando posiblemente una demanda mayor desplazando la curva y por ende un incremento en los precios para una misma oferta.

    Si no se acepta el "interés" o se realiza a tipo cero el intercambio de hotas ¿ qué actor de mercado asumirá el riesgo de crédito?. Si no existe el crédito y no generamos inversión productiva ¿generaremos prosperidad? creo que en el mejor de los casos se retrasaría mucho el proceso - todo habrá que financiarlo con recursos propios-

    Otra duda en una sociedad en la que la población va envejeciendo, en la qué tu tasa de creación de riqueza es muy reducida ya que no existe una palanca que facilite el crédito ¿cómo se mantiene el estado de bienestar ? como el sistema de pensiones para los que ya no puedan trabajar, la sanidad pública, la educación,... será probablemente necesario cada vez incrementar los impuestos, ¿ hasta cuando es sostenible eso?,...

    en fin, voy escribiendo y cada vez me recuerda más a la situación que estamos viviendo en la actualidad...

    Perdón por el rollo...

    ResponderEliminar
  17. Yo creo que es mejor dejar que cada cual establezca el precio de sus servicios, si no los buenos profesionales no les va a compensar, y en definitiva, para evitar abusos lo que hay que evitar es la concentración de poder, que la moneda sea local, o sea, controlada por una comunidad de personas con nombre y apellidos, con una reputación que crear y mantener, e intereses en que lo colectivo vaya bien... Lo pequeño es hermoso!
    Luego, está genial que se intenten diversas formas, 'a la Darwin', entre la variedad estará el acierto para cada lugar y situación, y más se aprenderá de experiencias ajenas.
    Nosotros estamos tratando de establecer una red CES (Community Exchange System) en Meliana, Horta Nord, València. Se llama SILM, Sistema d'Intercanvi Local de Meliana.
    Salud y fuerza!!!

    ResponderEliminar
  18. Interesante. Me parecen ideas fascinantes, yo mismo me inscribí en un banco de tiempo, pero me ha sido imposible encontrar a alguien me que facilité unas clases de estadística y probabilidad, si alguno está interesado . . .

    El dinero no es un invento, si no que surge de forma espontanea. En su momento, para facilitar las transacciones, se empezarían a utilizar elementos contra los que todo el mundo pudiese establecer fácilmente un valor contra el producto que ofertaban. Podría ser cualquier cosa, gallinas, legumbres, sal . . . al final se terminó utiliznado metales preciosos por la dificultad para copiarlos, la predictibilidad de extracción y su poca volatilidad, en cuanto a cantidad y por lo tanto, a precio.

    Si eliminamos el papelmoneda, este se volvería a crear de inmediato. De hecho, podrían ser entes totalmente privados quien lo hiciesen y el funcionamiento del sistema monetario sería imprescindible para la viabilidad de la empresa emisora. Qué dicha empresa tiene empleados corruptos y fabrican dinero ilegalmente? Pues hay que vivir con ello, el banco de tiempo tampoco se libra del problema, quien nos asegura que los que administran las horas no se meten horas "extra" en sus cuentas?

    Hay otro problema añadido, como se contabilizan las materias primas?? Cómo se concentra la capacidad financiera para la realización de grandes proyectos?? Y que pasa con su depreciación, tasas de interés, y en general el proceso de formación libre del precio por parte del mercado??

    Creo que es interesante para las personas, nos permite intercambiar servicios sin tener que pasar por el aro del estado (vease impuestos, "regulación" y demás contrapartidas que nos dan a cambio de un marco de protección que nos está sirviendo de muy poco), pero para el mundo real, el dinero siempre existirá y el único cambio será quien y como lo gestione, el medio utilizado, su contrapartida y otros conceptos que ahora no puedo ni imaginar.

    El sistema actual se ha formado gracias a las concentración de dinero para proyectos de todo tipo, algunos rentables y otros no, pero Internet, Facebook, Wordpress, los estudios que habéis recibido, la alimentación que os mantiene vivos desde que nacisteis, todo, absolutamente TODO que conocemos sería impensable sin el concepto de dinero fiduciario. Y las consecuencias que tenemos que pagar ahora son ridículas en comparación al beneficio generado, qué nuestros hijos y nietos lo estarán pagando? seguro, lo siento por ellos, pero son miles de generaciones las que han venido por delante y se han provechado de ello. No me pongo apocalíptico, desde que existe el dinero han existido estas corrupciones, y al final se sale de ellas, el problema es al que le toque vivirlas, como es el caso actual.

    saludos

    PD:El tema es para enrollarse, pues existen muchos pros y contras totalmente defendibles.

    ResponderEliminar
  19. Estimao Eugenio:
    Os mandamos nuestro último trabajo con el título "La deformada redistribución de la riqueza":

    https://docs.google.com/open?id=0BwiXsqaXj223WHptY2xKNGpZbTQ

    El autor de este artículo, el Sr. Rico Albrecht de la “Wissensmanufaktur” (www.wissensmanufaktur.net), un instituto independiente de Alemania que reúne personalidades relevantes del país con el fin de estudiar y crear alternativas a nuestra sociedad e economía para que funcione mejor y más justa, nos confronta con realidades que, por desgracia, demasiada poca gente es consciente. Conocer estas realidades queda en evidencia que ni la derecha (quizás por no entender bien el liberalismo), pero tampoco la izquierda (posiblemente porque Carlos Marx no vio esta realidad tan injusta), nos podrá sacar de esta situación cada vez más dramática que vivimos, sino solamente la valentía de estudiar y hablar de un tabú: del efecto antisocial y destructivo de un sistema monetario donde el dinero esté ligado al interés.
    Ser consciente de la raíz de nuestra crisis abre posibilidades para La Tercera Vía, una sociedad donde tod@s ganen, incluso los que ya tienen suficiente. Depende de nosotros si lo queremos.

    Un saludo, los traductores

    ResponderEliminar